La escuela es una institución social de paz con la finalidad de preparar a los jóvenes para las relaciones sociales y la vida en comunidad, incrementando su potencial intelectual, moral, cultural y afectivo, que le vuelvan un ciudadano de bien.

En la práctica diaria se convierte en un espacio de interacción intensa con diversos actores (profesores, alumnos, directivos, padres de familia), que requiere la atención e intervención oportuna para evitar el conflicto y la violencia, y generar espacios de sana convivencia.

En un ambiente escolar de paz, la actividad académica busca conectar sus efectos con las expectativas y necesidades de los estudiantes. En este sentido los objetivos del programa son:

  • Fortalecer las capacidades de la escuela para desarrollar las habilidades socioemocionales en los estudiantes e incidir en la permanencia y conclusión del bachillerato.
  • Mejorar los ambientes escolares para convertirlos en espacios de convivencia positiva y de ejercicio de las mejores prácticas de ciudadanía.